2019 ATS/ERS Spirometry Release
9 mar. 2022· 5 min read

Beneficios de la espirometría portátil para la COVID persistente y la EPOC

Proporcionar atención sanitaria para los pacientes con COVID-19 y otras afecciones durante la pandemia no ha sido tarea fácil. Muchos pacientes no se han atrevido a ir al médico o a recibir atención sanitaria por miedo a contraer la enfermedad o a contagiar a otras personas durante una visita. Como resultado, desde que se inició la pandemia hace dos años, muchas personas se han visto privadas de la atención necesaria que necesitaban, lo cual ha provocado que muchas afecciones respiratorias quedaran no diagnosticadas y siguieran avanzando en detrimento de los pacientes.

Los equipos de espirometría portátiles como el EasyOne Air, permiten a los profesionales sanitarios realizar las pruebas dondequiera que estén sus pacientes. Gracias a ello, tanto los profesionales como los pacientes han empezado a reconocer los beneficios de los equipos de espirometría portátiles, ya que permiten diferenciar los efectos de la COVID persistente de los de otras enfermedades respiratorias como la EPOC, aunque esta última no ha sido diagnosticada, lo cual supone un grave riesgo.

Beneficios de la espirometría portátil  

Una de las principales preocupaciones de los profesionales sanitarios es la seguridad de sus pacientes y la espirometría portátil permite garantizar esta seguridad de distintas maneras.

En primer lugar, con la espirometría portátil, los pacientes pueden someterse a las pruebas en el consultorio, en lugar de tener que acudir al hospital o a un centro de pruebas, donde es más probable que estén en contacto con otros pacientes con enfermedades contagiosas como la COVID-19 o la gripe. De este modo, las pruebas portátiles disminuyen las posibilidades de contacto de sus pacientes con un sistema respiratorio o inmunitario debilitado con otras personas con enfermedades contagiosas, respecto a las visitas hospitalarias o a un centro de pruebas de mayor tamaño.

En segundo lugar, el hecho de llevar a cabo las pruebas de espirometría en el consultorio o en una unidad de salud móvil, permite a los profesionales sanitarios realizar un seguimiento de la función respiratoria de sus pacientes durante la fase aguda de la COVID-19 o una vez pasada la enfermedad. Asimismo, se identifica rápidamente a los pacientes que han contraído la COVID persistente, lo cual permite iniciar el tratamiento de inmediato.

Por último, los equipos de espirometría portátiles permiten llevar a cabo pruebas pulmonares a los pacientes que presentan síntomas de EPOC o de otras enfermedades distintas de la COVID-19, que requieren un diagnóstico y un tratamiento rápidos y una supervisión constante.

Pruebas de espirometría y COVID persistente  

La COVID persistente se define como una enfermedad multiorgánica* caracterizada por distintos síntomas que pueden presentarse incluso tras una infección breve y leve del virus.

Aunque todavía no existe una definición consensuada, los profesionales especializados en neumología con pacientes de COVID-19 a cargo, definen el período poscovídico como los síntomas persistentes más allá de tres semanas desde el inicio de los primeros síntomas, y la COVID-19 persistente cuando el período de convalecencia supera las 12 semanas. Un resultado positivo en una prueba de detección de la COVID-19 no es un requisito previo para el diagnóstico. El término COVID-19 persistente se empieza a utilizar una vez pasada la fase aguda de la enfermedad y se extiende durante toda la fase crónica.

Las pruebas de espirometría portátiles son algunas de las pruebas de función pulmonar más importantes y habituales que los profesionales sanitarios pueden proponer a los pacientes con COVID persistente, sin necesidad de derivarlos a otros centros de pruebas o al hospital.* Sin embargo, el verdadero valor de estas pruebas de espirometría portátiles es la posibilidad de disponer de forma inmediata de los resultados de la función pulmonar de un paciente, mientras se le evalúa y se le pregunta por sus síntomas.

Para los casos de fibrosis pulmonar tras la COVID-19, los equipos de espirometría pulmonar como el EasyOne Air permiten a los profesionales sanitarios evaluar el flujo aéreo e identificar qué pacientes presentan riesgos y, si es necesario, iniciar un tratamiento y un seguimiento para evitar un mayor deterioro pulmonar. Esto permite reducir tanto los costes sanitarios como el sufrimiento de los pacientes.

Disminución del número de pruebas de espirometría y del diagnóstico de EPOC durante la pandemia de COVID-19 

Durante la pandemia, el diagnóstico y el tratamiento sistemático de la EPOC ha sido complejo debido a la reducción del número de consultas presenciales. Esta situación ha dificultado la realización de pruebas de espirometría y se ha reducido el número de programas de rehabilitación pulmonar habituales y la asistencia a domicilio.* Por si fuera poco, la pandemia también ha provocado la escasez de algunos medicamentos.*

Los investigadores de un estudio británico descubrieron que durante la pandemia:

«No se identificó como clínicamente vulnerables a las personas que padecían disnea crónica y no habían recibido aún un diagnóstico de su enfermedad subyacente, por lo que no se les proporcionó asesoramiento o apoyo; sin embargo, la dificultad para respirar (o disnea) es un síntoma habitual de las enfermedades cardíacas y pulmonares graves, por lo que, de haber contado con un diagnóstico, muchas de estas personas podrían haber sido clasificadas como "extremadamente vulnerables". Además, el deterioro funcional de los pacientes con disnea (según la escala de disnea del Medical Research Council) se asocia con una disminución en la supervivencia, independientemente del diagnóstico subyacente….»*

A medida que aumenta el número de personas con COVID persistente, que requieren evaluación y seguimiento constantes de su estado, los pacientes con otras enfermedades pulmonares, como la EPOC, siguen sin recibir un diagnóstico durante la pandemia, por lo que son más vulnerables y se reduce su tasa de supervivencia a largo plazo.

Con la aparición de los equipos portátiles de espirometría a un precio accesible, que permiten realizar las pruebas en cualquier centro (o incluso en una unidad móvil), los profesionales sanitarios tienen la oportunidad de proporcionar diagnóstico y tratamiento para los pacientes con enfermedades respiratorias sin poner en peligro su vida ni la de sus pacientes. ¡Una excelente noticia para los pacientes y para los profesionales!

Leona Werezak
Leona Werezak
MN, BSN, RN

Leona Werezak es enfermera y actualmente trabaja como escritora autónoma. Ocupó distintos cargos como enfermera a pie de cama y, durante 13 años, ejerció como directora de enfermería. Pasó los siguientes 20 años trabajando como profesora de grados universitarios de enfermería. Actualmente trabaja como escritora independiente en el ámbito de la enfermería y es autora fantasma de contenido sobre liderazgo de pensamiento para profesionales sanitarios. También redacta contenido en línea para empresas médicas y de atención sanitaria, escuelas y facultades de enfermería y algunos sitios web sobre enfermería.  

Subscribe to our newsletter
Leona Werezak
Leona Werezak
MN, BSN, RN
Want more in your inbox?
Subscribe today

Products

EasyOne® Air

Espirómetro portátil y para PC

Contáctenos
Solicitar información
Referencias