La opinión de un experto respecto a las pruebas de DLCO como complemento a la espirometría 

17/04/2020
Lungs with COPD

En esta entrevista, el Dr. Robert Jensen nos habla de los hallazgos que se detallan en la última publicación de COPDGene, Diffusing Capacity of Carbon Monoxide in Assessment of COPD (Capacidad de difusión de monóxido de carbono en la evaluación de la EPOC). También nos habla sobre la importancia de realizar pruebas de DLCO como complemento a la espirometría. 

ndd: En su trabajo con COPDGene, empezó con la espirometría y añadió las pruebas de DLCO después, ¿por qué se tomó esta decisión?
Dr. Jensen: En la fase I no disponíamos de financiación suficiente para adquirir unidades para realizar pruebas de DLCO en los 22 centros. A medida que avanzábamos en la fase I, nos parecía cada vez más evidente lo que planteaba la comunidad científica: «¿qué sucede con la transferencia de gases en los pulmones en los pacientes con EPOC?» No estábamos midiendo estos valores de ninguna manera y recibíamos mucha presión para añadir equipos para todos los centros en la segunda fase. La financiación la proporcionó, en parte, la COPD Foundation, y otras instituciones. Así pues, adquirimos unidades para todos los centros y estos valores se midieron en las fases II y III. Estamos a punto de pasar a la fase IV y también se medirán en esta fase. Es un valor esencial para entender la salud pulmonar.

ndd: ¿Por qué cree que las pruebas de DLCO deben utilizarse como herramienta para evaluar la EPOC?
Dr. Jensen: La función principal de los pulmones es ventilar, es decir, inspirar y expirar el aire, lo cual permite que los niveles de oxígeno suban en la superficie alveolar y este se intercambie por el dióxido de carbono, que se expulsa al exhalar. Así pues, la ventilación, que se mide principalmente con las pruebas de espirometría, es uno de los aspectos de los pulmones. La característica más importante de los pulmones es la transferencia de gases que se produce en la membrana y poder medir la capacidad pulmonar de los pacientes para mover el gas por la membrana es un aspecto esencial. Estos valores son esenciales para poder entender la salud pulmonar. Ya hace tiempo que sabemos que los pacientes con EPOC presentan unos valores de las pruebas de DLCO bajos, a veces de manera alarmante.

ndd: ¿Qué le ofrecen las pruebas de DLCO, además de lo que ya le permiten la espirometría y las radiografías?
Dr. Jensen: Las nuevas herramientas de radiografía, que permiten medir el porcentaje de enfisema presente en los pulmones de un paciente observando la densidad pulmonar en una TAC de alta resolución, se han asociado con una mayor incidencia de EPOC. En estos pacientes, suele existir una asociación entre unos valores bajos en las pruebas de espirometría y de DLCO. No obstante, no existe una relación evidente entre la EPOC y las mediciones pulmonares mediante DLCO y espirometría. Se ha observado que las pruebas de DLCO son una prueba diagnóstica independiente para una serie de aspectos, principalmente de las reagudizaciones graves de los pacientes con EPOC. Las reagudizaciones graves suelen provocar la hospitalización del paciente durante un periodo prolongado de tiempo y las pruebas de DLCO han demostrado ser un factor de predicción importante de estas reagudizaciones graves en pacientes con EPOC.

ndd: ¿Las pruebas de DLCO, junto con la espirometría, son un factor predictivo de hospitalización?
Dr. Jensen: La espirometría por sí sola puede predecir algunos casos de reagudizaciones y las pruebas de DLCO otros casos. Al combinar ambas pruebas, se convierten en un factor predictivo muy potente para las reagudizaciones graves. Cuando los valores de ambas pruebas se encuentran por debajo del 50 %, la tasa de reagudizaciones aumenta en un 320 %.

ndd: ¿Cree usted que añadir las pruebas de DLCO supondría un beneficio para la práctica médica?
Dr. Jensen: Todo depende del médico. Los neumólogos utilizan estas pruebas como uno de sus estándares para evaluar la función pulmonar, por lo general en los laboratorios del hospital. En cuanto a los médicos de atención primaria, las pruebas de DLCO pueden tener varios usos, por ejemplo, para diferenciar tipos de disnea, que pueden tener un origen cardíaco o pulmonar, principalmente. Si los resultados de las pruebas de DLCO y de espirometría son normales, pero existe disnea, es probable que se trate de una afección cardíaca. De lo contrario, unos valores anómalos en las pruebas de DLCO y de espirometría indican que es probable que exista una afección pulmonar. Así pues, estas pruebas ayudan también a los médicos de atención primaria a dirigir a los pacientes hacia los especialistas adecuados.

ndd: Hoy hemos hecho referencia al artículo Diffusing Capacity of Carbon Monoxide in Assessment of COPD(Capacidad de difusión de monóxido de carbono en la evaluación de la EPOC) publicado como resultado de un estudio de COPDGene. ¿Cree que se publicará más información sobre las pruebas de DLCO en un futuro? ¿Nos puede avanzar algo?
Dr. Jensen: Ahora mismo estoy trabajando con mis colegas del SLC. Hemos realizado un estudio muy detallado con pruebas de DLCO y estamos obteniendo información muy interesante, tanto para los pacientes con EPOC como para pacientes sanos. En cuanto al estudio de COPDGene, la información que presentamos en el artículo que publicamos hace un tiempo se refería a una única medición realizada en la fase II. Actualmente, estamos cotejando la información que disponemos de las fases I y II y estamos observando los cambios en los valores de las pruebas de DLCO y cómo estos valores funcionarán como factores predictivos de cambios en la mortalidad y la morbilidad en pacientes con EPOC. Asimismo, el grupo COPDGene ha presentado un resumen a la ATS (Sociedad Estadounidense de Medicina Torácica) que es posible que esté disponible en línea pronto y que evalúa la mortalidad en relación con los valores de las pruebas de DLCO. Creo que este estudio será muy interesante para todos.

Novedades del blog

¡Regístrese y no se pierda nuestros últimos posts!

Contáctenos
Solicitar información