2019 ATS/ERS Spirometry Release
25 may. 2022· 5 min read

Pruebas de DLCO en la atención preoperatoria 

Preoperative care
Las pruebas de función pulmonar proporcionan una serie de valores que ayudan a los profesionales sanitarios a identificar los riesgos posoperatorios, lo cual les permite poner en práctica las medidas necesarias para preparar a los pacientes que deben someterse a una intervención de alto riesgo.

Las resecciones pulmonares son intervenciones quirúrgicas de riesgo elevado, incluso para los pacientes por lo demás sanos. Es fundamental realizar una correcta evaluación preoperatoria a fin de determinar el tratamiento anestésico y poder centrarse en los factores de riesgo pulmonar, cardíaco e infeccioso.

Durante la operación, los pacientes pueden padecer una disminución en la perfusión y la ventilación pulmonar, lo cual supone un mayor riesgo de complicaciones posoperatorias. Los pacientes con antecedentes de tabaquismo, neumopatías u otras enfermedades subyacentes tienen un mayor riesgo de padecer complicaciones postoperatorias.

A fin de reducir los riesgos posoperatorios para estos pacientes, los profesionales sanitarios les realizan una serie de pruebas preoperatorias con el objetivo de disponer de unos valores de referencia. Entre estas pruebas preoperatorias se incluyen las pruebas de función pulmonar (PFP).

¿Por qué incluir las PFP en una evaluación preoperatoria? 

Las pruebas de función pulmonar proporcionan una serie de valores que ayudan a los profesionales sanitarios a identificar los riesgos posoperatorios, lo cual les permite poner en práctica medidas necesarias para preparar a los pacientes que deben someterse a una intervención de alto riesgo.

La cirugía de resección pulmonar es una operación de riesgo, especialmente para los pacientes con otras enfermedades concomitantes. La combinación de las enfermedades concurrentes con la anestesia aumenta el riesgo de padecer complicaciones posoperatorias. Además, hay fármacos que inhiben el funcionamiento del aparato respiratorio. Esto, combinado con la respiración superficial antiálgica, el dolor y un diafragma debilitado, disminuye el volumen pulmonar y la capacidad para movilizar los gases por las vías respiratorias. La combinación de estos factores puede derivar en una atelectasia, es decir, el colapso del pulmón o parte de él, así como en unos bajos valores de oxígeno en sangre o infecciones respiratorias.

Todos los pacientes que se someten a una intervención quirúrgica con anestesia padecen cambios fisiológicos en su aparato respiratorio, incluso los pacientes por lo demás sanos. Estos cambios pueden provocar complicaciones***,  como:

  • Infecciones pulmonares
  • Ventilación mecánica prolongada
  • Retención de dióxido de carbono (CO2)
  • Broncoespasmos
  • Atelectasia
  • Reagudización de una enfermedad pulmonar crónica
  • Arritmias cardíacas
  • Infartos de miocardio
  • Embolismos pulmonares
  • Muerte

Las PFP en las evaluaciones preoperatorias proporcionan a los profesionales sanitarios unos valores iniciales a partir de los cuales pueden determinar las posibles consecuencias posoperatorias y adaptar la atención del paciente para garantizar el mejor resultado.

La importancia de los valores de las PFP 

Los valores de las PFP realizadas como parte de las evaluaciones preoperatorias resultan esenciales en las operaciones de resección pulmonar, ya que se trata de intervenciones de alto riesgo. Según el grado de resección pulmonar, se estima que un 30% de los pacientes puede presentar complicaciones cardiopulmonares, con una tasa de mortalidad a los 30 días de entre el 0,6 y el 5%.*

Con las pruebas de capacidad de difusión pulmonar, el volumen pulmonar y la espirometría pueden predecirse los valores de función pulmonar posoperatorios de los pacientes, lo cual permite identificar a los pacientes que presentan mayores factores de riesgo de padecer complicaciones tras una resección pulmonar.*

Además de permitir determinar los valores iniciales de los pacientes con neumopatías, los valores de las PFP también ayudan a detectar enfermedades o daños pulmonares no diagnosticados. Este es uno de los motivos por los que las PFP en las evaluaciones preoperatorias resultan de utilidad para todo tipo de pacientes, independientemente de su edad o de las enfermedades concomitantes que padezcan.

Es fundamental saber si los pacientes tolerarán la ventilación unipulmonar intraoperatoria y si tendrán un volumen de reserva espiratoria suficiente tras la operación. Conocer los factores de riesgo permite a los profesionales sanitarios aplicar determinadas medidas y preparar a los pacientes para la operación.

Pruebas de DLCO en la atención preoperatoria 

Las pruebas de DLCO permiten medir la capacidad de difusión pulmonar, es decir, gracias a estas pruebas es posible conocer cómo los pulmones transfieren los gases desde el proceso de inhalación del aire hasta su distribución a los glóbulos rojos de los capilares pulmonares. Además, estas pruebas permiten detectar de manera eficaz los daños y enfermedades pulmonares.

Las pruebas de DLCO son un tipo de prueba preoperatoria básica, pero los médicos suelen basarse en otras pruebas espirométricas, como el FEV1 (volumen espiratorio forzado en el primer segundo) para comprobar si existen factores de riesgo posoperatorios. Las pruebas de capacidad de difusión pulmonar de monóxido de carbono (DLCO) no suelen utilizarse en pacientes para los que se obtienen resultados normales en las pruebas de espirometría, puesto que se considera que no tienen suficiente valor. No obstante, algunos estudios han demostrado que no hay ninguna relación entre los resultados proporcionados por las pruebas de FEV1 y los resultados de las pruebas de DLCO a la hora de determinar los factores de riesgo posoperatorios y se considera que el uso de las pruebas de DLCO sería útil.*

Las pruebas de DLCO constituyen un potente indicador a la hora de determinar la presencia de complicaciones tras una cirugía de resección pulmonar.

Distintos estudios han demostrado que las pruebas de DLCO ofrecen una mejor predicción de las complicaciones posoperatorias que las pruebas de FEV1, incluso en los pacientes con unos resultados normales de las pruebas espirométricas.* Otras investigaciones han demostrado que el uso de las pruebas de DLCO de manera independiente permite estimar la supervivencia a largo plazo tras una operación de resección pulmonar en pacientes con algún tipo de cáncer de pulmón.*

Las pruebas de DLCO constituyen unas pruebas preoperatorias esenciales que los profesionales pueden utilizar en combinación con las pruebas de FEV1 para obtener unos valores más concretos sobre los factores de riesgo posoperatorios. Haga clic aquí para más información sobre las pruebas de DLCO.

Kristina Neumeyer
Kristina Neumeyer
Registered Respiratory Therapist
Subscribe to our newsletter
Kristina Neumeyer
Kristina Neumeyer
Registered Respiratory Therapist
Want more in your inbox?
Subscribe today

Products

EasyOne Pro<sup>®</sup>

Mediciones portables de DLCO, volúmenes pulmonares y espirometría

EasyOne Pro<sup>®</sup> LAB

Pruebas portables de DLCO, lavado de nitrógeno, volúmenes pulmonares, ...

Contáctenos
Solicitar información
Referencias