Ventajas de realizar las pruebas de función pulmonar en el punto de atención durante la pandemia de COVID-19

14/08/2020

Los pacientes con afecciones respiratorias como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) tienen un mayor riesgo de contraer la COVID-19. Las pruebas de función pulmonar (PFP) en el punto de atención garantizan seguridad a estos pacientes.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades pulmonares son la principal causa de mortalidad en todo el mundo. Unos tres millones de personas mueren cada año a causa de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), lo cual la sitúa como la tercera causa de muerte en todo el mundo. Otras afecciones respiratorias, como el asma, la bronquitis crónica o el enfisema causan problemas de salud graves o incluso la muerte de pacientes inmunodeprimidos. Debido al impacto de la COVID-19 en la salud respiratoria, es esencial realizar pruebas de función pulmonar para lograr un diagnóstico preciso y poder proporcionar un tratamiento adecuado de la EPOC y otras enfermedades pulmonares.

Se ha demostrado que la COVID-19 puede provocar problemas respiratorios graves, entre otros, disnea o dificultad para respirar. La disnea también es un síntoma habitual de la EPOC, del asma o de la insuficiencia cardíaca.  ¿Cómo pueden los pacientes estar seguros de que están recibiendo un diagnóstico adecuado? La respuesta la proporciona la combinación de las mediciones de la capacidad de difusión pulmonar basadas en monóxido de carbono, conocidas como las pruebas de DLCO y la espirometría.

En primer lugar, veamos algunos de los riesgos que puede suponer la EPOC y por qué es importante recibir un diagnóstico adecuado.

Riesgos de la EPOC

Algunos de los síntomas más habituales de la EPOC son:

  • Sensación de falta de aire
  • Sensación de opresión en el pecho
  • Sibilancias
  • Fatiga
  • Tos crónica

Uno de los principales problemas de la EPOC es que los pacientes suelen contraer otras enfermedades con más facilidad, desde un resfriado común hasta la gripe. Por ello, los pacientes con EPOC tienen más riesgo de padecer infecciones respiratorias de otro tipo. Asimismo, los pacientes con EPOC son más proclives a padecer enfermedades cardíacas, algún tipo de cáncer de pulmón o hipertensión arterial. Resulta evidente entonces, con todos estos riesgos y complicaciones, la necesidad de obtener un diagnóstico fiable lo más rápidamente posible para ayudar a salvar vidas.

Las personas con EPOC tienen mayor riesgo de padecer la COVID-19

Las personas con EPOC tienen un mayor riesgo de padecer otros problemas de salud y enfermedades, por lo que también presentan un mayor riesgo de contraer la enfermedad provocada por el nuevo coronavirus. Las afecciones médicas preexistentes, derivadas de la EPOC, pueden aumentar las repercusiones de la COVID-19.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), las personas que padecen EPOC deberían seguir las siguientes recomendaciones para evitar contagiarse por el nuevo coronavirus:

  • seguir tomando la medicación habitual;
  • tener siempre a disposición medicación para al menos 30 días;
  • evitar factores que empeoran los síntomas;
  • ponerse en contacto con un profesional sanitario si no se encuentran bien.

Por supuesto, si una persona que padece EPOC, asma o cualquier otra afección respiratoria requiere atención médica urgente, debe acudir al hospital de inmediato. No obstante, cuando se trata de realizar pruebas de función pulmonar, la mejor opción para obtener resultados rápidos y precisos es realizar estas pruebas en el punto de atención.

Hasta que la pandemia de COVID-19 esté controlada en todo el mundo, seguiremos viendo cómo aumenta el número de infectados y de fallecimientos. El riesgo será mayor para todas aquellas personas inmunodeficientes o con enfermedades preexistentes. Es importante que las personas con EPOC cuenten con la información adecuada respecto a los riesgos que supone su enfermedad y sobre lo que pueden hacer para evitarlos.

¿Cuáles son las mejores pruebas?

Como ya hemos indicado, una de las mejores maneras de diagnosticar la EPOC es combinar las mediciones de la capacidad de difusión pulmonar (conocidas como las pruebas de DLCO) con la espirometría.  Esta combinación de pruebas garantiza una información precisa. Este enfoque permite diagnosticar casos existentes de EPOC, pero, además, es útil para la supervisión y el tratamiento a largo plazo, así como para realizar un correcto diagnóstico en otros pacientes.

De acuerdo con la Johns Hopkins University, pueden ser necesarios entre tres meses y un año para recuperar la salud pulmonar tras padecer la COVID-19. Cuando se habla de recuperación pulmonar deben tenerse en cuenta varios factores, entre ellos, la gravedad del virus, los problemas de salud preexistentes y el tipo de tratamiento que recibe el paciente en cuestión. Dicho de otro modo, muchas de las personas que superan la COVID-19 pueden presentar una disminución en su función pulmonar durante cierto tiempo. Incluso si ya se ha superado la enfermedad provocada por el virus, es importante evaluar la función pulmonar para supervisar la recuperación y proponer un tratamiento si fuera necesario.

¿Qué ventajas tiene realizar las pruebas en el punto de atención?

Son varias las ventajas de realizar las pruebas de función pulmonar en el punto de atención. Dadas las circunstancias de la pandemia de COVID-19, este tipo de prueba es más importante y beneficioso que nunca.

Algunas de las principales ventajas de realizar las PFP en el punto de atención son:

  • Rapidez para realizar las pruebas.
  • Obtención rápida de los resultados.
  • Posibilidad de desarrollar un plan de tratamiento en el mismo momento.
  • Reducción de la estancia de los pacientes en un centro de atención sanitaria.

¿Es alguno de sus pacientes una persona de riesgo?

Actualmente, muchas personas presentan afecciones respiratorias no diagnosticadas. Esta población no diagnosticada es la que presenta un mayor riesgo ante la enfermedad, ya que no está recibiendo el tratamiento que debería. Muchas personas padecen problemas respiratorios como la EPOC y presentan síntomas, pero nunca se han sometido a las pruebas necesarias para diagnosticar la enfermedad, lo cual las sitúa en una posición de riesgo durante esta pandemia.

¿Cómo puede solucionarse esta situación?

En primer lugar, los resultados de las pruebas de DLCO son un marcador importante para la salud pulmonar general y, además, pueden funcionar como un factor de predicción precoz de la EPOC. Si un paciente acude a la consulta con dificultad para respirar, con sensación de opresión en el pecho o tosiendo más de lo habitual, una prueba de DLCO puede ayudar a valorar si el paciente padece o no la EPOC. Actualmente, en el contexto de la enfermedad por el nuevo coronavirus, una prueba de DLCO inicial puede tener muchas otras ventajas. Es más fácil tratar a los pacientes que se someten a una prueba de DLCO antes de presentar síntomas.

Tratamiento de la enfermedad en el futuro

Gracias a los avances en la tecnología y a la necesidad, cada vez mayor, de encontrar una alternativa a las pruebas de laboratorio, los profesionales sanitarios deben valorar seriamente los beneficios de realizar las pruebas de función pulmonar en el punto de atención a los pacientes con EPOC y con otras afecciones respiratorias. Actualmente, realizar las pruebas en el punto de atención es totalmente factible y permite obtener información detallada, lo cual facilita la atención sanitaria y permite proporcionar un plan de tratamiento adaptado.

Desde el inicio de la pandemia de la COVID-19, la industria sanitaria trata de adaptarse a las necesidades. Estas pruebas añaden valor a la atención sanitaria, no solo durante la pandemia, sino más allá. Las pruebas en el punto de atención no son solo útiles ahora, sino que suponen una herramienta clave para tratar la EPOC y las enfermedades concomitantes, tanto ahora como en un futuro.

Para más información sobre las pruebas de función pulmonar en el punto de atención, sobre toda la tecnología relacionada con estas pruebas o sobre cómo pueden beneficiar a sus pacientes, haga clic aquí para descubrir la familia de productos EasyOne.

Novedades del blog

¡Regístrese y no se pierda nuestros últimos posts!

Contáctenos
Solicitar información