Estándares de espirometría de 2019

La COVID persistente y las pruebas de DLCO

Leer el artículo

Muchas de las noticias o de los informes epidemiológicos sobre la pandemia se centran en el incremento constante del número de muertes por la COVID-19. Estos trágicos datos eclipsan otro impacto aún mayor que la enfermedad puede tener en nuestra sociedad: la atención de los pacientes que superan la enfermedad.

Resulta bastante habitual que los pacientes que pasan por la unidad de cuidados intensivos (UCI) –aunque sea durante un periodo breve– padezcan efectos a largo plazo en los pulmones. Sin embargo, a medida que evoluciona la pandemia y los investigadores siguen profundizando en sus conocimientos sobre el virus SARS-CoV-2, se siguen descubriendo nuevos datos sobre sus efectos en el organismo. Una de las sorpresas más recientes que nos ha deparado el SARS-CoV-2 es que, a pesar de quienes padecen los llamados «casos leves» de COVID-19 no suelen presentar síntomas tan graves como los de los pacientes que acaban ingresados, los efectos de la enfermedad en el sistema respiratorio pueden mantenerse durante tanto tiempo como en los casos de mayor gravedad. Se siguen registrando y analizando los casos de «COVID persistente» o «síndrome pos-COVID» y las tendencias que se observan son muy preocupantes.

El desafío

Ya sabemos que los pulmones son el órgano más afectado por las distintas modificaciones fisiopatológicas de la COVID-19. Las células endoteliales que recubren las vías respiratorias están repletas de enzima convertidora de la angiotensina 2 (ACE2), que parece ser el elemento esencial para la entrada del virus SARS-CoV-2*. El virus logra acceder a los vasos sanguíneos de los pulmones…. y aquí empieza el caos. Los pacientes que han superado la COVID-19 suelen presentar cambios distintivos en su vasculatura pulmonar, como alteraciones de la membrana de las células epiteliales o cambios inflamatorios, entre otros*. Además, estos daños tienden a mantenerse durante un periodo prolongado. Según un estudio realizado en Irlanda, resulta frecuente observar síntomas como dificultad para respirar u otros síntomas no pulmonares, como fatiga, malestar general o disfunción cognitiva, incluso dos o tres meses después del diagnóstico inicial*. De hecho, casi dos tercios de la cohorte del estudio indicaron no haber «recuperado su estado de salud habitual».

En el Departamento de Medicina de la universidad de Washington se obtuvieron datos muy similares. Un equipo de investigación realizó un seguimiento de entre 3 y 9 meses a 177 personas con diagnóstico confirmado de COVID-19 y, aproximadamente un tercio de ellos notificó la presencia de síntomas durante el seguimiento*. Catorce de estos pacientes presentaban síntomas lo suficientemente graves como para afectar a sus actividades diarias y nueve de ellos no habían requerido hospitalización previa. Esto indica que incluso los casos relativamente «leves» de COVID-19 pueden presentar un riesgo de deterioro de la salud física de los pacientes.

Muchos de estos síntomas, incluso la fatiga o el malestar general, pueden deberse a los efectos del SARS-CoV-2 en la vasculatura pulmonar. Los cambios en la vasculatura afectan inevitablemente a la manera en la que los gases, como el oxígeno o el dióxido de carbono, atraviesan las paredes alveolares y entran en el flujo sanguíneo, y estos cambios también pueden ser persistentes. El año pasado, un equipo austríaco observó cambios significativos en los patrones de la capacidad de difusión pulmonar (DLCO) y en el flujo aéreo hasta 100 días después en un 20 % de los pacientes con COVID persistente*.

Es posible que estos casos no sean más que la punta del iceberg. Ni el estudio de la universidad de Washington ni el del equipo irlandés utilizó pruebas de función pulmonar en sus protocolos y ha sido difícil encontrar datos sobre las PFP. Desde el inicio de la pandemia, los laboratorios se han visto sometidos a distintos tipos de restricciones para el control y la prevención de las infecciones, lo cual ha provocado importantes retrasos en la programación de citas. Mucha gente cree que realizar las pruebas supone un riesgo, debido a los bioaerosoles que se liberan al realizar las maniobras de respiración intensa. El personal encargado de realizar las pruebas de PFP ha tenido que adaptarse o ha sido reasignado a otros servicios en los que necesitaban sus conocimientos en el ámbito de la atención respiratoria. En algunos casos, una prueba de espirometría básica realizada en un consultorio puede ser suficiente para identificar los patrones restrictivos asociados con la aparición de problemas circulatorios y fibrosis que parecen ser los principales factores que contribuyen al desarrollo de problemas pulmonares tras la COVID-19. No obstante, las pruebas de DLCO se han convertido en el método de referencia para el diagnóstico de estos casos. Las tomografías computerizadas también pueden ayudar a identificar algunos posibles problemas, pero puede resultar complicado distinguir entre una fibrosis pulmonar incipiente y una inflamación a punto de resolverse y, en cualquier caso, estas pruebas también requieren una coordinación entre distintos servicios de atención sanitaria.

Solución

Por suerte, NDD permite dejar de lado las preocupaciones económicas, gracias a las soluciones de DLCO fáciles de utilizar, que se integran en el punto de atención en prácticamente cualquier consultorio. Los dispositivos de NDD han demostrado ser de gran calidad y totalmente seguros ante la prevención de infecciones, lo cual garantiza la tranquilidad del personal y de sus pacientes.

Pruebas de DLCO en el punto de atención

La gama EasyOne Pro© de última generación de NDD permite realizar todo tipo de pruebas de función pulmonar y obtener resultados inmediatos en cualquier lugar. El dispositivo EasyOne Pro ha sido diseñado pensando en la portabilidad; son las pruebas las que se desplazan hasta el paciente y no al contrario. La realización de pruebas en el hospital resulta mucho más sencilla y se eliminan los riesgos que puede suponer el traslado de los pacientes. Además, también se pueden realizar las pruebas en los consultorios o en las clínicas. Los retrasos en la programación o en la coordinación de la atención sanitaria podrían convertirse en situaciones del pasado, especialmente gracias a la integración del árbol de decisión de interpretación de la American Thoracic Society/European Respiratory Society (ATS/ERS) al software EasyOne Connect con el que funcionan todos los dispositivos de NDD. Esta funcionalidad permite a los profesionales iniciar el plan de atención inmediatamente después de la realización de las pruebas.

Una solución extremadamente higiénica

El EasyOne Pro también ha sido diseñado para garantizar la prevención de infecciones, incluso fuera del entorno hospitalario, para proteger la seguridad de los pacientes y de los profesionales que se encuentran en primera línea. La tecnología TrueFlow™ única con la que han sido diseñados todos nuestros dispositivos proporciona una medición del flujo aéreo de alta precisión y garantiza que todas las partes que entran en contacto con el aire exhalado de los pacientes sean desechables. Además, disponemos de filtros víricos/bacterianos en línea para una mayor protección tanto del personal como de los pacientes. El EasyOne Pro también permite mejorar el rendimiento (+40 %) sin comprometer la calidad ni la aplicación de las prácticas higiénicas estipuladas por la ERS.

Alta precisión y estabilidad durante toda la vida útil del producto

La tecnología TrueFlow permite obtener resultados estables sin necesidad de calibración y la tecnología TrueCheck™ garantiza un análisis correcto de los gases en todo momento. Además, se elimina la necesidad de realizar calibraciones manuales.

La combinación de la tecnología TrueFlow y la tecnología TrueCheck de NDD también garantiza una precisión sin igual tanto de las mediciones de DLCO como del flujo aéreo, las cuales son esenciales para el tratamiento de los pacientes con COVID o con cualquier otra afección respiratoria.

Cada prueba de DLCO recibe una validación y linealización automática de 5 puntos, lo cual elimina las fuentes más habituales de error de las pruebas de DLCO y garantiza una medición precisa durante toda la vida útil del producto. Esto supone una gran mejora respecto a otros dispositivos que han demostrado que pueden tener una imprecisión de hasta el 25 % incluso después de la calibración*. Estas innovaciones garantizan unas mediciones de PFP estables a lo largo del tiempo, lo cual propicia la investigación y optimiza la toma de decisiones clínicas. Gracias a la estabilidad de las mediciones, el personal puede dedicar más tiempo a la atención de los pacientes, en lugar de dedicarse a repetitivas tareas de calibración.

Beneficios para los pacientes con COVID persistente

La obtención de unas mediciones de DLCO precisas resulta cada vez más importante, a medida que seguimos obteniendo información sobre la COVID-19. Las pruebas de DLCO ofrecen una visión sin precedentes del estado de la circulación pulmonar y pueden resultar un indicador precoz de las complicaciones que pueden presentarse por la COVID-19 u otras afecciones respiratorias. Las pruebas de función pulmonar deben considerarse como una estrategia esencial para anticipar la carga que puede suponer la COVID persistente para la salud pública y entender las necesidades de quienes padecen esta enfermedad.

La gama de productos EasyOne de NDD permite a los profesionales sanitarios acceder rápidamente a las pruebas de función pulmonar, desde una espirometría básica hasta mediciones más complejas como las pruebas de DLCO. Esto permite ofrecer resultados fiables y precisos con una carga de trabajo mínima, ya que no se añaden rutinas de calibración o configuración complejas y pesadas. Los dispositivos de NDD pueden aplicarse a cualquier etapa de la salud de los pacientes, desde el diagnóstico hasta los tratamientos crónicos. Los pacientes son más que la suma de sus partes, ¿por qué no utilizar una estrategia global que mantenga el mismo enfoque en distintas especialidades?

Para más información sobre las soluciones de NDD haga clic a continuación:

Mediciones portables de DLCO, volúmenes pulmonares y espirometría

Pruebas portables de DLCO, lavado de nitrógeno, volúmenes pulmonares, ...

Contáctenos
Solicitar información
Referencias