Estándares de espirometría de 2019

Pruebas de función pulmonar para el diagnóstico de enfermedades cardiovasculares

La carga global que ocultan las enfermedades cardiovasculares

Las enfermedades cardiovasculares (ECV) como la arteriopatía coronaria, el ictus o la flebotrombosis profunda, suponen una carga inmensa para los sistemas sanitarios de todo el mundo. Según la Organización Mundial de la Salud, cerca de 18 millones de muertes en todo el mundo se deben a ECV, lo cual supone casi un tercio de todas las muertes* globales. Estas muertes suelen ser consecuencia de un evento agudo, como un infarto de miocardio o un ictus; sin embargo, estos incidentes no son más que el resultado final de otros problemas de salud menos evidentes, que puede que estuviesen presentes durante años. Incluso cuando se detectan estos problemas, los síntomas pueden confundirse con los de otras afecciones con factores de riesgo similares. Por ejemplo, la dificultad para respirar provocada por un latido irregular puede confundirse fácilmente con la dificultad para respirar debido a la EPOC, especialmente en pacientes con antecedentes de tabaquismo.

Los retos de las pruebas de función pulmonar para la detección de las ECV

Suele pensarse que las pruebas de función pulmonar como la espirometría solo sirven para detectar las neumopatías. No obstante, la espirometría puede tener un papel fundamental en la evaluación del riesgo de las enfermedades cardiovasculares. Según los datos del Jackson Heart Study –una colaboración entre National Institutes of Health, distintas instituciones académicas y la población de Jackson (Mississippi)– un patrón restrictivo en una espirometría es un factor de riesgo claro para desarrollar insuficiencia cardíaca en el transcurso de una década y su valor pronóstico es equivalente al de los patrones obstructivos para la EPOC. Este patrón restrictivo también se asoció con unos valores de endotelina más elevados, un biomarcador de riesgo de ECV*.

A pesar de ello, el acceso a la espirometría sigue siendo difícil para muchos pacientes. La mayoría de centros de atención primaria aún no han integrado programas de espirometría a sus prácticas, y otros siguen limitando el uso de la espirometría para las afecciones pulmonares. Los cardiólogos pueden mostrarse reticentes a añadir otro dispositivo (que históricamente era relativamente caro) a su equipo, sobre todo teniendo en cuenta que no se trata de un electrocardiógrafo o un ecógrafo, a los que están más acostumbrados. El coste de los equipos de espirometría también puede suponer una barrera en los países en vías de desarrollo, un factor importante si se tienen en cuenta los datos de la OMS, según los cuales, tres cuartas partes de las defunciones por ECV en todo el mundo se producen en países con ingresos bajos y medios.

Solución

Por suerte, NDD permite dejar de lado las preocupaciones económicas, ya que las soluciones de función pulmonar que propone resultan rentables y fáciles de utilizar, y pueden integrarse fácilmente en cualquier lugar. Además, sus dispositivos han demostrado ser de gran calidad y totalmente seguros ante la prevención de infecciones, lo cual garantiza la tranquilidad del personal y de sus pacientes.

Espirometría con el EasyOne Air

El Jackson Heart Study, no es el único que respalda el uso de la espirometría, que también cuenta con el apoyo de Atherosclerosis Risk in Communities (ARIC), un estudio epidemiológico a gran escala en el que se observó que una disminución del volumen espiratorio forzado en el primer segundo (FEV1) estaba asociado con un riesgo cuatro veces mayor de insuficiencia cardíaca, independientemente de la raza o del sexo*. Asimismo, tras aproximadamente 17 años de estudio, se asoció una disminución de la capacidad vital forzada (FVC) con un mayor riesgo de padecer insuficiencia cardíaca. Estas medidas solo pueden detectarse con un espirómetro de gran calidad, y el EasyOne Air de última generación pone al alcance de su mano esta posibilidad. Su pantalla táctil a color de fácil uso y sus numerosas opciones de conectividad lo convierten en la herramienta perfecta para que los profesionales puedan desarrollar las capacidades necesarias para proporcionar pruebas diagnósticas a sus pacientes en una sola visita.

Vaya más allá. Añada pruebas de DLCO

Además de comprobar el flujo de aire, podrá proporcionar a sus pacientes una evaluación de la transferencia de gases entre sus pulmones y el flujo sanguíneo. Una buena manera de medir la transferencia de gases es la medición de la difusión pulmonar de monóxido de carbono (DLCO).

Esta prueba aprovecha la afinidad de unión del CO2 a la hemoglobina y proporciona una imagen rápida de la salud pulmonar y de la capacidad cardíaca. La presencia de un patrón restrictivo en la prueba de espirometría, así como una disminución en la capacidad de difusión pulmonar de monóxido de carbono (DLCO) se han asociado con una resistencia elevada en los vasos sanguíneos de los pulmones y una menor distensibilidad *de las arterias pulmonares. Estos son signos de una congestión pulmonar grave, que también se asocia con una menor tasa de supervivencia en pacientes con insuficiencia cardíaca. Unos valores de DLCO bajos también se asocian con la mortalidad en los casos de insuficiencia cardíaca con fracción de expulsión conservada (ICFEc*) y son, a su vez, un marcador de desequilibrio de la relación entre ventilación y perfusión y una menor tolerancia* a la actividad.

Muchos de los factores de riesgo de las ECV coinciden con los de las enfermedades respiratorias crónicas como la EPOC, por lo que también puede ser buena idea comprobar la salud pulmonar de las personas que padecen estos síntomas, especialmente si las pruebas pueden llevarse a cabo en una misma cita.

Aquí es donde entran en acción los dispositivos de la serie EasyOne Pro. Estos dispositivos integran una tecnología de ultrasonidos para la medición del flujo aéreo al EasyOne Air, y añaden la posibilidad de realizar pruebas de DLCO (el EasyOne Pro LAB permite, además, realizar otras mediciones de aclaramiento pulmonar). La interfaz de los dispositivos es sencilla y la tecnología TrueFlow™ elimina la necesidad de calibración, lo cual reduce la carga de trabajo para los profesionales encargados de realizar las pruebas.

La clave del éxito: la colaboración

La prevención es la manera más eficaz de evitar las enfermedades y las ECV no son una excepción a esta regla. Otra práctica excelente es la detección y el diagnóstico, combinados con planes de tratamiento personalizados y realizados de manera conjunta entre diferentes departamentos o especialidades. De este modo, todo el equipo sanitario colabora para garantizar la mejor calidad de vida para sus pacientes. El software EasyOne Connect de NDD es una solución flexible y colaborativa que se integra a los principales sistemas de registro médico electrónico (EMR, EHR) y cuenta con otras opciones sin necesidad de conexión para adaptarse a cualquier flujo de trabajo. Así, cardiólogos, neumólogos y profesionales de atención primaria pueden identificar los factores de riesgo antes, realizar los diagnósticos adecuados más rápido y optimizar el tratamiento de la enfermedad durante más tiempo.

Aunque es poco probable que las pruebas de espirometría o de DLCO remplacen los biomarcadores cardíacos tradicionales como las pruebas de diagnóstico por la imagen o los análisis de sangre, pueden considerarse como un complemento necesario que añade información fundamental para los profesionales sanitarios. Estas pruebas proporcionan un contexto extremadamente valioso para la enfermedad y para la carga sintomática de los pacientes y pueden integrarse fácilmente a la práctica diaria.

NDD: si es bueno para los pulmones, es bueno para el corazón

La gama de productos EasyOne de NDD permite a los profesionales sanitarios acceder rápidamente a las pruebas de función pulmonar, desde una espirometría básica hasta mediciones más complejas como las pruebas de DLCO. Esto permite ofrecer resultados fiables y precisos con una carga de trabajo mínima, ya que no se añaden rutinas de calibración o configuración complejas y pesadas. Los dispositivos de NDD pueden aplicarse a cualquier etapa de la salud de los pacientes, desde el diagnóstico hasta los tratamientos crónicos. Además, puede accederse al rembolso de las pruebas de PFP a través de Medicare, Medicaid y otras muchas compañías de seguros médicos privadas, lo cual supone una nueva fuente de ingresos que permitirá recuperar la inversión rápidamente (dependiendo de la cantidad de pacientes del centro). Los pacientes son más que la suma de sus partes, ¿por qué no utilizar una estrategia global que mantenga el mismo enfoque en distintas especialidades?

Para más información sobre las soluciones de NDD haga clic a continuación:

Espirómetro portátil y para PC

Mediciones portables de DLCO, volúmenes pulmonares y espirometría

Contáctenos
Solicitar información
Referencias