La importancia de las pruebas de función pulmonar en las enfermedades respiratorias pediátricas

asthma - inhaler - NDD - Spirometer - Spirometry

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), en la actualidad, en los Estados Unidos, aproximadamente 5,5 millones de niños de menos de 18 de edad padecen asma. De acuerdo con estas cifras, se diagnostica asma a un 7,5 % de los adolescentes estadounidenses.

Los datos estadísticos sobre el asma pediátrico en la Unión Europea (UE) son aún menos halagadores, un 9,4 % de niños padecerían esta enfermedad y, varios estudios demuestran que la situación no es nada favorable, puesto que los casos siguen aumentando en todo el mundo (European Lung White Book, 2013).

Los informes que publicó la European Lung Foundation (ELF) confirman que las cifras de fibrosis quística y asma están empezando a ser preocupantes. Los niños, ya sea por problemas de desarrollo, nacimiento prematuro o condiciones genéticas, también pueden contraer neumonías, tuberculosis, presentar problemas pulmonares congénitos, tosferina, displasia broncopulmonar (DBP) u otras afecciones respiratorias.

La mayoría de enfermedades pediátricas tienen un enorme impacto durante la primera infancia y sus efectos pueden mantenerse a lo largo de toda su vida. Aunque cada vez se dispone de más avances en la tecnología y en la asistencia médica que permiten mejorar la supervivencia por muerte prematura debido a problemas respiratorios, estas enfermedades pulmonares siguen multiplicándose.

Los niños tienen derecho a respirar y, al igual que sucede con cualquier otra afección médica crónica, un diagnóstico precoz de las posibles enfermedades pulmonares resulta esencial para el tratamiento, para los esfuerzos para aliviar estas enfermedades y para mejorar su calidad de vida. Las pruebas de función pulmonar (PFP) son el método de referencia para evaluar las enfermedades pulmonares en niños

Con las pruebas de función pulmonar realizadas con un espirómetro o con cualquier otro dispositivo de PFP, los profesionales sanitarios especializados en pediatría pueden realizar pruebas no invasivas, completas y fiables que permiten diagnosticar enfermedades pulmonares en niños. 

A continuación, presentaremos algunos datos sobre enfermedades respiratorias pediátricas y explicaremos por qué los dispositivos EasyOne® Pro y EasyOne® Pro Lab son herramientas excepcionales que pueden ayudar a los profesionales a llevar a cabo estas pruebas esenciales para sus pacientes de hasta 18 años. 

La carga de la enfermedad pulmonar en niños

¿Sabía que casi un cuarto de todas las visitas de niños al médico son por problemas respiratorios?

Anualmente se registran unos 151 millones de casos de neumonía en niños de menos de cinco años de edad en los países en vías de desarrollo. Ya sea para tratar una infección respiratoria, una neumonía incipiente o para evaluar la situación tras una crisis de asma, estos niños, y sus padres, dependen de la labor desinteresada y apasionada de los profesionales sanitarios para obtener un diagnóstico preciso y un tratamiento adecuado para las enfermedades e infecciones respiratorias. 

Para lograr su objetivo, es esencial investigar sobre la salud pulmonar y observar a los niños sintomáticos que muestren indicadores precoces de dificultades para respirar. Las pruebas de función pulmonar son básicas para evaluar la función pulmonar en los niños y evaluar si existe una afección pulmonar o una obstrucción. 

Hace años, los profesionales pediátricos no podían acceder a esta nueva tecnología para la realización de PFP. Los dispositivos antiguos no eran tan fáciles de utilizar y, por lo general, solían ser una cabina de gran tamaño en la que debía entrar el paciente. Este formato resultaba bastante impresionante para los pacientes de menor edad y, además, el centro debía disponer de espacio suficiente para ubicarlo y requería un mantenimiento considerable. 

Los dispositivos de PFP actuales han sido diseñados para identificar:

  • obstrucciones en las vías respiratorias;
  • afecciones pulmonares restrictivas, deformidades en la pared torácica o en los músculos respiratorios;
  • la heterogeneidad de la ventilación (prueba de MBW para medir el índice de aclaramiento pulmonar principalmente en pacientes con fibrosis quística).

Puesto que no todos los niños son capaces de seguir las instrucciones correctamente para realizar las pruebas respiratorias, para los niños más pequeños se utilizan unos dispositivos específicos para medir la función pulmonar.

¿Qué tipos de PFP existen?

Existen muchos dispositivos que ofrecen pruebas de función pulmonar completas. 

A principios de los 80, Tepper y otros colaboradores desarrollaron distintos prototipos para medir la función pulmonar en niños, a los que fueron añadiendo mejoras durante mediados de los 90. En el año 2005, la American Thoracic Society y la European Respiratory Society validaron la eficacia de estas soluciones adaptadas a través de varios estudios. 

Actualmente, existen distintas PFP que permiten comprobar el estado de la función pulmonar en niños:

Espirometría

El espirómetro es el dispositivo más utilizado para realizar las pruebas de función pulmonar. Se trata de sistemas diseñados para medir el flujo y el volumen de aire que se exhala de los pulmones. Los espirómetros actuales son portátiles y ligeros y pueden utilizarse en los consultorios o en cualquier otra ubicación.

Saturación de oxígeno

En las fases más avanzadas de muchas enfermedades pulmonares suele ser necesario realizar otras pruebas además de los volúmenes pulmonares. La saturación de oxígeno refleja la cantidad de oxígeno presente en la sangre. Estas pruebas se utilizan para ayudar a evaluar distintas enfermedades pulmonares. 

Lavado mediante respiraciones múltiples

(Estas pruebas también se conocen como pruebas de lavado de nitrógeno o Método de Fowler)

Las pruebas de lavado mediante respiraciones múltiples, conocidas por sus siglas en inglés MBW permiten medir la capacidad pulmonar total (TLC), la capacidad residual funcional (FRC) y el volumen residual (RV), así como la homogeneidad de la ventilación (índice de aclaramiento pulmonar). Para llevar a cabo la prueba, se solicita al paciente que inhale oxígeno al 100% hasta que los valores de nitrógeno alcancen los porcentajes deseados. Este procedimiento permite evaluar los volúmenes pulmonares. El índice de aclaramiento pulmonar (LCI) es un marcador muy sensible para la detección de la fibrosis quística. 

Los neumólogos pueden añadir otras pruebas no tan habituales para evaluar la fuerza de los músculos respiratorios, la respuesta de la medicación inhalada o la respuesta al aire frío o al ejercicio. Independientemente de las pruebas realizadas, es esencial que los profesionales sanitarios cuenten con un equipo de PFP de calidad y fácil de utilizar para garantizar unos resultados precisos al realizar las pruebas en pacientes pediátricos en cualquier lugar del mundo.

Qué soluciones de PFP proporciona NDD Medical Technologies para el cuidado respiratorio en pacientes pediátricos

El objetivo de los dispositivos de PFP es garantizar una medición precisa de la función pulmonar. El sistema sanitario actual exige el uso de las herramientas adecuadas para agilizar el proceso, mejorar la experiencia del paciente y reducir el tiempo dedicado a las pruebas de calibración. NDD Medical Technologies ofrece una cartera de dispositivos de PFP que puede utilizarse en distintas salas del centro, no requiere calibración y puede personalizarse para su uso en pacientes pediátricos.

Los dispositivos EasyOne Pro® y EasyOne Pro Lab® permiten realizar pruebas de DLCO, volúmenes pulmonares, índice de aclaramiento pulmonar y espirometría en cualquier lugar. Estas herramientas avanzadas son las más eficientes y precisas para realizar las pruebas de función pulmonar en cualquier entorno y permiten a los profesionales sanitarios evaluar de manera precisa los volúmenes pulmonares, el índice de aclaramiento pulmonar y la espirometría en pacientes pediátricos. Su diseño ligero y compacto permite su uso en cualquier tipo de consultorio. Además, el dispositivo EasyOne Pro puede personalizarse para utilizarse en pacientes pediátricos (a partir de los 4 años).

La tecnología patentada TrueFlow™ de NDD con la que han sido diseñados estos dos dispositivos de PFP elimina las fuentes de error más habituales, ahorra tiempo y permite realizar pruebas no invasivas que ofrecen unos resultados fiables y precisos en las pruebas de función pulmonar.

Pruebas en el punto de atención

El dispositivo EasyOne Pro® tiene un diseño portátil y es fácil de utilizar en cualquier entorno. Está equipado con las tecnologías TrueFlow™ y TrueCheck™ para garantizar unos resultados óptimos, independientemente del profesional que opere el dispositivo.

Al activar el dispositivo EasyOne Pro®, este se encuentra correctamente calibrado y listo para su uso. Los resultados se obtienen en tan solo unos minutos. Se trata de una herramienta fácil de utilizar para los profesionales que, a su vez, presenta un diseño atractivo para los pacientes, especialmente para las personas que padecen claustrofobia u obesidad.

Seguro y fácil de utilizar

Las pruebas de análisis de gases para las enfermedades pulmonares pediátricas también son 100 % fiables, rápidas y estables. La tecnología patentada TrueCheck™ de NDD se encarga de realizar los controles de calidad necesarios para las pruebas de análisis de gases. EasyOne Pro® y EasyOne Pro Lab® son los únicos dispositivos de PFP que han demostrado una precisión exacta a lo largo de los años.

Una experiencia de calidad para los pacientes

Uno de los principales problemas que pueden encontrarse los profesionales sanitarios cuando se trata de realizar pruebas de función pulmonar a pacientes pediátricos es el aspecto intimidante de los enormes pletismógrafos corporales de antaño. Este problema se elimina prácticamente con los dispositivos EasyOne Pro and EasyOne Pro Lab.

El dispositivo EasyOne Air® es un espirómetro excepcional para realizar las pruebas de función pulmonar básicas. Cabe en la palma de la mano y es fácil de manipular para los niños. Al igual que el EasyOne Pro, el EasyOne Air tampoco requiere una calibración constante y ofrece unos resultados fiables.

La salud pulmonar de los niños es un asunto preocupante. Diariamente se observa cómo aumentan los casos de asma, fibrosis quística y otras enfermedades pulmonares. Cuando un centro pediátrico puede apoyarse en el uso de una herramienta sencilla, con un diseño profesional y una larga vida de uso, su capacidad para realizar las pruebas iniciales para evaluar la salud pulmonar de sus pacientes es mucho más fluida y sencilla.

Si trabaja en un centro que proporciona atención sanitaria a niños o es usted un profesional sanitario que busca un dispositivo más independiente y fiable, haga clic a continuación para ponerse en contacto con NDD Medical Technologies.

Related products

Mediciones portables de DLCO, volúmenes pulmonares y espirometría

Pruebas portables de DLCO, lavado de nitrógeno, volúmenes pulmonares, ...

Espirómetro para PC

Espirómetro portátil y para PC

Contáctenos
Solicitar información